Logistica_verde

El lado verde de la optimización.

La optimización normalmente se traduce en un ahorro de costes para una misma actividad, pero esta no es su única consecuencia.

Supongamos que la optimización de las rutas de una empresa de transporte nacional de pasajeros en autobús permite ahorrar un 5% del kilometraje. Si esa empresa realizaba 100.000 kilómetros al día en rutas, el ahorro sumaría 5.000 kilómetros.

En gasolina esto supone: 5.000 km x 30 litros/100 km = 1.500 litros al día. Como por litro consumido de gasolina se emiten 2,3 kg de CO2, al día se emitirían 3.450 kg menos de CO2 a la atmósfera, consiguiendo una relación win-win entre empresa y medio ambiente.

Lo mismo ocurriría si se consigue optimizar la disposición de las botellas en los camiones de una empresa envasadora de agua, o los desplazamientos de productos intermedios en una empresa de fabricación de muebles, o la distribución de productos alimenticios, o las rutas de una aerolínea.

Todo supondría un ahorro de costes para la empresa y un menor uso de recursos naturales: una relación sostenible de crecimiento  presente y futuro.

Para más información pincha aquí.